Aislamiento Térmico


seccions-aillament-fred
seccions-aillament-calor
seccions-aillament-guardiola

El aislamiento de celulosa

Aislanat es un aislante ecológico de celulosa fabricado a partir de periódicos limpios y minerales bóricos para mejorar su resistencia a los insectos y dotarlos de propiedades contra el fuego (categoría B-S2-D0) y antifúngicas.

Se trata de un aislante térmico y acústico que se puede aplicar en tabiques y cubiertas; insuflado, proyectado o soplado.

La guata de celulosa permite aislar en dos días una casa, sin andamios, sin obra, a un bajo coste y con un producto totalmente ecológico.

El proceso de fabricación

El proceso comienza pasando papel de periódico por una trituradora de martillos. Se mezcla después con los minerales bóricos y se ensaca.

El proceso de fabricación de la guata de celulosa es, con una gran diferencia, el que menor consumo de energía presenta:

Comparativa de consumo de energía en fabricación
ProductoConsumo de energía KWh/kgConsumo energía KWh/m³
Lana de vidrio 6,5 180
Lana de roca 3 180
Aislanat 0,16 5

Aislar es AHORRAR

Un buen aislamiento es garantía segura de un menor consumo energético y por tanto, un ahorro importante en las facturas.

La capacidad de desfase térmico de la guata de celulosa, es decir, el tiempo que tarda en transmitir la temperatura de un lado a otro de su grosor, la convierte en un aislante excepcional (desfase térmico: 8-12 horas).

En comparación con otros aislantes utilizados en ecoconstrucción, la guata de celulosa es la más competitiva en términos económicos y técnicos, debido a que la materia prima es abundante y poco costosa.

Aplicaciones: Insuflado de celulosa

El sistema de insuflado consiste en el rellenado de cámaras mediante la realización de agujeros en la pared interior o fachada exterior. Dichos agujeros se realizan con un sistema de aspiración que garantizan un trabajo limpio y rápido, un piso se aísla en un día. A través de estos agujeros se introduce con aire a presión el aislamiento de celulosa. Por último, se sellan los agujeros.

Una de sus principales ventajas es que no deja puentes térmicos ya que cubre toda la cámara.

El insuflado es recomendable tanto para obra nueva como para rehabilitación.

Aplicaciones: Proyectado de celulosa

El proyectado consiste en aplicar la celulosa en húmedo, lo que lo convierte en un sistema de aplicación muy apropiado para obra nueva.

El aislante se proyecta en la pared, cubriéndola al 100%. A continuación, se levanta el tabique interior. Si el cerramiento se hace con placas de cartón yeso, se pasa un rodillo para nivelar el aislamiento a la altura de los perfiles para colocar las placas.

También se pueden proyectar techos.

Una de sus principales ventajas es que no deja puentes térmicos ya que se cubre todos los espacios.

Aplicaciones: Soplado

Cuando la zona a aislar, es la bajo-cubierta de la vivienda, el sistema recomendado es el de “soplado”. Con una manguera, se aplica por todo el suelo de la bajo-cubierta una capa uniforme de aislante, creando una manta continua.

Una de sus principales ventajas es que no deja puentes térmicos ya que se cubre toda la bajo cubierta.